Bienvenidos


Ahora dicen que el libro desaparece, que el blog es el futuro y que, dentro de poco, como debía suceder en el 2000, comeremos cucarachas y volaremos en naves espaciales que sobrevolarán la Estratósfera hasta llegar a Japón. Hay de todo. He caído en la tentación pero he caído después de publicar un libro. No creo que esto redima nada. De todos modos, está bien así. Por la supervivencia del libro y de la poesía, escribo en este blog. Sean ustedes bienvenidos.

9 comentarios:

NB dijo...

En la historia de la tecnología no se ha creado aún un soporte de información más confiable, seguro y perdurable que el libro. Físicamente es más resistente que cualquier otro medio -aventaja largamente al cd o el dvd, por ejemplo, y puede conservarse durante decenios y decenios-, y sólo puede destruirse mediante lo que destruye a cualquier otro medio -incendio, catástrofe, perros que se lo coman, etc.-. Y su ventaja aún no superada es que no necesita, a diferencia de cualquier otro soporte de información, más que de "esos tenues intrumentos, los ojos" (Borges dixit). Cualquier desastre natural, colapso energético mundial o ataque extraterrestre nos dejaría sin la menor posibilidad de información basada en las nuevas tecnologías. Sólo quedarían los libros y los ojos para consultarlos, y eso sería más que suficiente para comenzar de nuevo. En estos tiempos donde hemos perdido el cuerpo -física y metafísicamente hablando-, el libro sigue siendo el cuerpo de la cultura humana, el contacto, el objeto... Lo real. Gocemos con la maravilla de lo virtual, pero no olvidemos lo real, lo que se toca, lo que se puede oler, lo que se palpa y late. Lo que queda cuando nada queda alrededor.

ana.fukelman dijo...

¡Qué bueno que estás en esto...!
qué felicidad, no?!
Felicitaciones marian

la tana dijo...

mi querido, no necesitas ninguna justificación para tener un blog.
La humanidad escribió sobre la piedra, escribió en papel de arroz atado con soguitas, escribió en papel encuadernado comolibro y ahora escribe también en este extraño soporte.
Es un placer y es un orgullo concocerte.

NB, dudo que si algun "desastre natural, colapso energético mundial o ataque extraterrestre" ocurre, algo de nosotros sobreviva, ni siquiera los libros. De eso se trata todos estos intentos fallidos de inmortalidad, de soportar y de algún modo resistir lo efímero de nuestra escencia.

te quiero mari
A.

Anbemont dijo...

darling...para cuando mi poema??? un placer lo que dijiste, un orgullo verte publicado y haberte acompañado...
tengo el blog abandonado hace años...

te quiero Marian,
An

Mariano Schuster dijo...

Gracias Nestor. Mirá el artículo de arriba. Y te veo hoy.
Tana. Me venció el sistema.
Anita F: Un gusto reencontrate aunque sea por este medio. mandame un mail o llamame y nos tomamos algo.
Anita B: Ya inventaremos un poema para ti.

Lisa dijo...

El arte de narrar

Cada uno crea
de las astillas que recibe
la lengua a su manera
con las reglas de su pasión
-y de eso, ni Emanuel Kant estaba exento.
juan josé SAER

adrimosar dijo...

Mariano, no olvides a Borges: "soy un hombre hecho de papel".
La tecnología, es sólo una opciòn.
El libro, ese fetiche irrenunciable, el olor del papel, la sensación de pasar de una a otra página, no se compara con nada.
Se escribe porque se escribe, donde sea, como sea.
Sólo disfrútalo!

Mariano Schuster dijo...

Lisa: gracias por saer. Además, nunca mejor traido que aquí. Muchas gracias, sinceramente.
Adri: Me hiciste pensar mucho. Realmente. No hay porque justificarse. Nada se comparará al libro.

Besos

mariano

Regina dijo...

Brindo por los libros y por la poesía.

Que no se pierda jamas esa magia de quedarte atrapado leyendo mientras inconscientemente no puedes evitar acariciar las tapas del libro que te hace soñar y vivir.

Un saludo